Maria Fernanda Di Giacobbe entre los finalistas del Basque Culinary World Prize

 
 
Las cocinas pueden ser motor de gustosos cambios sociales cuando se apunta a ese propósito. Y el Basque Culinary Center decidió premiar a partir de este año al chef del mundo que demuestre “cómo la gastronomía puede traducirse en una fuerza transformadora”.
 
Este 26 de mayo anunciaron los 20 finalistas y en la lista figura la cocinera venezolana María Fernanda Di Giacobbe por el admirable trabajo que lleva a cabo a traves del cacao y del chocolate venezolano.  
 
A través de Cacao de Origen y Kakao, María Fernanda ha creado una red en la que incentiva y apoya a que productores mejoren los procesos de post cosecha. Además ha sido motor fundamental en la formación de emprendedoras que consiguen un nuevo futuro gracias a la elaboración de bombones. Eso, mientras crea una nueva sede de Cacao de Origen en Paria que servirá de escuela para multiplicar el saber sobre el buen trato que merece el cacao del país.A través de talleres de bombonería, ha formado a unas 8.500 personas. Unas 18 comunidades cacaoteras y 60 productores se han incorporado a su proyecto Cacao de Origen, con el que mejoran procesos de producción, fermentación y comercialización de sus cacaos con miras a exportarlos con certificaciones de origen a maestros chocolateros del mundo alineados con el movimiento Bean to bar” detallan en la presentación que ofrecen en el premio.
 
En la lista de finalistas están el chef brasileño David Hertz que lleva a cabo Gastromotiva en  São Paulo, a través del cual dan capacitación culinaria a jóvenes en zonas populares, para luego insertarlos en un mercado laboral. También la cocinera colombiana Leonor Espinosa y la estadounidense Ann Couper por su trabajo a través de Chef Ann Foundation para ayudar a reducir los altos índices de obesidad infantil en Estados Unidos al inculcar hábitos de alimentación saludable en las nuevas generaciones.
 
Otro cocinero venezolano figura también en la lista. Es Michelangelo Cestari quien junto a Kamilla Seidler se encarga de liderar Melting Pot en Bolivia, una propuesta del danés Claus Mayer de la que es parte Gustu, un restaurante escuela donde capacitan personas como pare de los proyectos que allí emprenden para lograr mejoras sociales a través de la gastronomía.

El resto de los finalistas fueron Alberto Crisci (Reino Unido)a cargo de The Clink, un proyecto con el que ha abierto restaurantes en cuatro prisiones del Reino Unido, donde los presidiarios se ocupan de la cocina y el servicio.  También  Alicia Gironella (México), Ángel León (España), Carlos Zamora (España), Daniel Boulud (Francia / Estados Unidos), Gabriel Garza (México), Jessamyn Rodriguez (Canadá / Estados Unidos), José Andrés (España/Estados Unidos), Joshna Maharaj (Sudáfrica/Canadá), Manoela Buffara (Brasil), Margot Janse (Holanda), Massimiliano Alajmo (Italia), Nani Moré (España), Rodolfo Guzmán, (Chile), Teresa Corçao (Brasil). 

El ganador de este año recibirá 100.000 euros, que deberá donar a un proyecto que demuestre el poder transformador de las cocinas. Los finalistas fueron elegidos entre 110 cocineros nominados en el mundo. El jurado tomará la decisión el próximo 10 de julio y anunciarán al ganador el 11 de julio.

“Cada año, el premio lo recibirá un cocinero o una cocinera que demuestre cómo la gastronomía puede traducirse en una fuerza transformadora. Servirá para subrayar el trabajo de hombres y mujeres que deciden aprovechar la cocina para incidir en su sociedad”, cuentan desde el Basque Culinary Center, prestigiosa universidad del sector gastronómico que propone y avala el premio con el apoyo del Gobierno Vasco.
 
En el jurado están reconocidos chefs del mundo como Joan Roca (España), Gastón Acurio (Perú), Ferran Adrià (España), Alex Atala  (Brasil), Dan Barber (EEUU), Heston Blumenthal (Inglaterra), Massimo Bottura (Italia), Michael Bras (Francia), Yukio Hattori (Japón), Enrique Olvera (México) y René Redzepi (Dinamarca). También participan invitados especiales como el escritor Harold McGee (influyente investigador en ciencia y cocina); Massimo Montanari (historiador, profesor y gastrónomo) y la escritora mexicana Laura Esquivel, autora de Como agua para chocolate.  
 
Una iniciativa que se celebra porque invita a tomar conciencia de los buenos y grandes cambios que se pueden lograr desde las cocinas cuando se asumen con ese propósito. Es un gran orgullo que Venezuela esté en esa palestra.
 
Más información a través de www.basqueculinaryworldprize.com


Fuente: gastronomiaenvenezuela.com.ve
Compartir en Google Plus

SOBRE POSITIF

 photo P_zpsxojt79vl.jpg
Positif es un portal dedicado a reunir las noticias positivas de Venezuela para ofrecer a todos los venezolanos un lugar donde apreciar nuestro país y sentirnos orgullosos de él. No somos un muro que busca tapar la realidad que vivimos día a día, sino un espacio para descansar de ella.
    Comentarios

0 comentarios:

Publicar un comentario