Un venezolano en Silicon Valley encuentra un nicho en finanzas

Jonathan Gheller pasó de vender tequeños en Caracas a construir una compañía que vendió a Facebook. Ahora, trabaja en su oficina en California y le da crédito a una sola persona por cambiar su fortuna.

Al igual que Kenneth Lin, pasó momentos difíciles al comienzo de Credit Karma, la compañía de finanza online que fundo en San Francisco en 2007. El campo llamado fintech, tecnología financiera, es ahora perseguido por inversores, pero en 2012 sólo logró ganar 2,5 millones de dólares. El panorama de la compañía cambió en el 2013 luego de encontrar a su futuro socio.

Ambos se sentían en deuda con Meyer Malka, un venezolano de 41 años de edad conocido como Micky. En 2012, Malka formó la sociedad Ribbit Capital en California. Desde entonces, se ha convertido en una fuerza creciente en Silicon Valley y uno de los pocos latinoamericanos en descifrar el siguiente escalón.

Meyer Malka, el venezolano fundador de Ribbit Capital, es uno de los pocos latinoamericanos en descifrar el escalón superior. La alfombra vino con un error en la palabra Ribbit, pero Malka deijo que siguiendo la cultura de la compañía de superar todo obstáculo, decidió conservarla y pintar una "i" sobre la "a". Foto: Jim Wilson/The New York Times

En marzo, Malka dijo que Ribbit consiguió su tercer fondo por un total de $226 millones, casi dos veces mayor a su segundo fondo, justo el año anterior. En tan solo tres años, Ribbit había asegurado $446 millones, el cuarto mayor monto conseguido entre todas las compañías de capital de riesgo estadounidenses desde el 2012, de acuerdo con una investigación realizada por la firma Preqin.

Entre los inversores de Capital Ribbit, se encuentran grandes nombres de Silicon Valley: SVB Capital, el fondo de Silicon Valley Bank, Sequoia Heritage, Iconiq Capital, un grupo de gestión de finanzas personales cuyos clientes incluyen a Mark Zuckerberg (Facebook) y Reid Hoffman (LinkedIn). Los fondos de Ribbit también cuentan con respaldo individual de David Lawee (Google Capital) y Sheryl Sandberg (Facebook).

El éxito de Malka ha beneficiado a muchos emprendedores latinoamericanos que habían luchado por mucho tiempo para ganar terreno en los Estados Unidos. La explicación de su propio ascenso es que el sector fintech es ahora una tendencia creciente. Malka apostó en esta área cuando pocos lo hacían y de una manera inusual: dedicando una compañía entera a ello. Eso hizo que ganara respeto de muchos fundadores de start-ups, sin importar su nacionalidad.

"Es la primera persona a la que llamo cuando necesito feedback", dice Lin de Credit Karma. En los dos años que ha recibido respaldo de Ribbit Capital, Credit Karma ha crecido significativamente y ha conseguido una cantidad importante de nuevos inversores. En junio la compañía alcanzó un valor de 3,5 millardos de dólares.

Fuente: nytimes.com

Leer el resto de la noticia en inglés.



Compartir en Google Plus

SOBRE POSITIF

 photo P_zpsxojt79vl.jpg
Positif es un portal dedicado a reunir las noticias positivas de Venezuela para ofrecer a todos los venezolanos un lugar donde apreciar nuestro país y sentirnos orgullosos de él. No somos un muro que busca tapar la realidad que vivimos día a día, sino un espacio para descansar de ella.
    Comentarios

0 comentarios:

Publicar un comentario